/Noticias

Noticias

Noticias2019-03-18T16:57:47-04:00

.

DEPR te informa sobre Escuelas Públicas Alianza

La Ley de Reforma Educativa, aprobada el pasado 29 de marzo de 2018, viabilizó la implementación del modelo de Escuelas Públicas Alianza. De acuerdo con esta Ley, entidades o consorcios municipales, entidades sin fines de lucro, universidades públicas, y otras organizaciones sin fines de lucro creadas por padres y madres o maestros pueden solicitar el establecimiento o conversión de una escuela. Para acceder a la Ley completa, oprima aquí.

El proceso de solicitud diseñado por el Departamento de Educación de Puerto Rico a tono con esta Ley, para establecer una Escuela Pública Alianza es extenso y riguroso. Se compone de varias etapas evaluativas. Entre esas etapas se encuentra que los proponentes:

  • Sometan una carta de intención. Este el paso de inicio para solicitar el establecimiento o conversión de una Escuela Pública Alianza. Este paso, pretende garantizar los criterios de elegibilidad establecidos por la Ley con los que todos los solicitantes deben cumplir. Aquellas entidades que no estén cualificadas para desarrollar una solicitud serán descalificadas de modo que desde esta primera etapa se evidencia la rigurosidad del proceso de evaluación.
  • Luego, se da un periodo de orientación en el que se le informa detalladamente a los solicitantes sobre las distintas áreas que se les requiere completar o desarrollar en la propuesta que deben presentar. Acceda aquí para conocer el cómo los solicitantes que participaron en la Semana de Orientación EPA calificaron las orientaciones ofrecidas el pasado mes de enero.
  • Se le proveyó un período de aproximadamente sesenta (60) días a todos los solicitantes para trabajar y desarrollar sus propuestas. En esta ocasión, el DEPR implementó una plataforma en línea que le permite a los solicitantes y su equipo de trabajo acceder a su propuesta desde cualquier lugar. Esto incluye a todos los solicitantes,
    • los que interesan solicitar alguno de los planteles vacíos por la consolidación reciente o anteriores,
    • los que interesan iniciar una nueva escuela en una instalación no relacionada con el Departamento y
    • las entidades que identificaron una escuela activa con potencial de conversión.
  • Todas las propuestas pasarán por un riguroso proceso de lectura y evaluación por parte de paneles de lectores expertos que utilizarán una rúbrica de evaluación provista por el DEPR en donde se identificará si las propuestas sometidas cumplen o no con los requisitos establecidos y las expectativas del Departamento. Todas las propuestas tienen que incluir una consulta a la comunidad, un plan académico, un plan operacional y un plan financiero.
  • Las propuestas que obtuvieron el mínimo de puntuación requerida en la fase anterior entran a un proceso de entrevistas, en el que también se considera a la comunidad. Este proceso de entrevista pretende evidenciar que la entidad es apta para realizar y cumplir con todo lo esbozado en su propuesta, así como también le permite a la Agencia tener un panorama mas claro de quienes estarán dirigiendo el proyecto a implementar en la Escuela Pública Alianza.
  • Luego, todas las evaluaciones previas pasan a ser evaluadas por el Comité Asesor. Este comité, establecido de acuerdo a la Ley, está compuesto por los cinco (5) decanos del programa de Educación de las universidades que obtuvieron las 7 percentilas mas altas de estudiantes que aprobaron el examen de PCMA’s (reválida de maestros). El comité evalúa los resultados de las evaluaciones previas y hace una recomendación al ente autorizador sobre si estos proyectos deben ser aprobados o denegados.
  • Es entonces que el ente Autorizador, que de acuerdo a la Ley es representado por el Secretario(a) del DEPR, decide si finalmente la entidad es aprobada o denegada como entidad educativa certificada para administrar y operar una Escuela Pública Alianza.

El pasado 8 de febrero de 2019, el Departamento citó a los directores regionales y los directores de las escuelas que fueron identificadas por alguna entidad como con potencial de conversión. Como parte de la orientación se distribuyeron 2 memos:

Memo de Actividades de Consulta: dirigido a los directores de las escuelas existentes del DEPR candidatas a conversión en el que se les explica el proceso por el cual estas entidades deben pasar para poder establecer una Escuelas Públicas Alianza, las Actividades de Consulta que estarán ocurriendo en las escuelas y el proceso de evaluación de las solicitudes.

Memo de la Secretaría de Recursos Humanos: Se describen las opciones disponibles para los empleados permanentes, cómo solicitar licencia sin sueldo y cómo solicitar reubicación a otra escuela en caso de no querer trabajar en la Escuela Pública Alianza (de ser aprobada).

  • Esto NO significa una aprobación automática del interés de ese proponente. Tampoco quiere decir que la entidad finalmente presentará propuesta. Mucho menos significa que será aprobada dicha propuesta.
  • Sin embargo, esto SÍ quiere decir que las entidades proponentes tienen que hacer consultas a la comunidad.
  • En el caso de las escuelas con potencial de conversión se trata de comunidades escolares existentes que tienen que ser entrevistadas y consultadas.
    El Departamento debe garantizarles en estos casos el acceso a que los proponentes puedan hacer las debidas consultas en un ánimo de apertura, colaboración y transparencia.
  • No solo es lo que el andamiaje legal de este modelo nos exige, sino que es un paso indispensable para medir la viabilidad de lo que se espera proponer. Esto significa que la voz de la comunidad es sumamente importante en este proceso.
  • Les pedimos una colaboración y participación franca en el proceso de consulta. Ustedes son los responsables de viabilizar esos accesos para que puedan visitar la planta física y entrar en contacto con el personal y el resto de la comunidad.
  • Un proponente podría desistir de su intención a partir de los resultados de su consulta o podría encontrar en determinada comunidad un aliado con apetito para efectuar un cambio y ser el entorno prudente para una conversión. Eso debe variar de forma natural y orgánica en cada comunidad.

No colaborar en el proceso no solo es bloquear el paso a una importante política pública e incumplir con el andamiaje legal del modelo, sino que es bloquear el legítimo derecho de la comunidad escolar de expresar su sentir, sus necesidades, sus expectativas, lo que los distingue, lo que valoran, lo que aspiran.
Si las consultas reflejan genuinamente que la comunidad no avala el proceso, esto será tomado en cuenta por los lectores y sin duda se reflejará en las propuestas.

Los procesos de conversión no son de imposición, son procesos participativos.

ES LEGÍTIMO QUE TODOS TENGAMOS DUDAS E INCERTIDUMBRES, se trata de un modelo nuevo, que nunca habíamos explorado. Nosotros mismos estamos aprendiendo en la marcha y ajustando muchas cosas. Así que hemos tenido y tendremos que manejar ciertos niveles de incertidumbre. Es normal

  • Lo que no podemos permitirnos es que esa incertidumbre se convierta en especulación, en rumor o en distorsión de los eventos y los procesos.

Ninguna escuela con potencial de conversión estará enajenada de lo que pasa, ni de si la propuesta de su escuela es aprobada o denegada.
El Departamento no hará nada de esto por sorpresa, tras bastidores ni a las espaldas de la comunidad y del personal. Ese no es el ambiente ni el ánimo en el que estamos trabajando con este proyecto de política pública.

Noticias EPA